¡SON VIOLENCIAS MACHISTAS!

La violencia tiene género y es violencia contra las mujeres

Este 25 de noviembre, la Plataforma por los Derechos de las Mujeres de Palencia, conmemora el día internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y queremos que todas las acciones y todos los actos en torno a esta fecha se extiendan todos los días del año. La lucha de la ciudadanía por una vida libre de violencias debe ser diaria. ¡Son violencias machistas!

Asistimos a un tiempo en el que la violencia machista se quiere invisibilizar por una parte de la sociedad, hacer cómo si no existiera, incluso la cambian de nombre. La violencia es machista y, es una realidad objetiva: en nuestro país supera la media de 60 mujeres asesinadas por año, estos crímenes los cometen hombres normales. No estamos diciendo que todos los hombres sean violentos, estamos diciendo que todos los que son violentos son hombres; “algo pasa con la construcción social androcéntrica de los hombres” (Luis Lorente Acosta).

Negar la violencia de género ha tenido un profundo calado social hasta el punto de llegar a tener representación parlamentaria. En Castilla y León padecemos está vergüenza. El feminismo lleva tiempo desmontando la construcción del patriarcado y ahora las nuevas masculinidades también. Pero siempre quedaban algunos reductos que lo cuestionaban, ahora se han organizado y niegan la violencia de género. Y pasa a ser un argumento político. Pues vamos a gritar bien fuerte: La violencia tiene género y es violencia contra las mujeres ¡¡son violencias machistas!! y negarlo es querer evitar una verdad incómoda.

El movimiento feminista de Palencia, quiere proclamar la desaprobación y la total condena a la política machista que propone VOX y el gobierno del PP que, niega la historia de la violencia sufrida por las mujeres.

Estas políticas ultraconservadoras tienen como objetivo: declarar la guerra al feminismo y los valores que representa la igualdad. Quieren negar la violencia de género. La violencia tiene género y es violencia contra las mujeres. SON VIOLENCIAS MACHISTAS

Hay un claro retroceso patriarcal y hace falta tener memoria: desde 2019 se han incrementado de 600 a 1600 los casos de violaciones en grupo. Entre el 70% y 80% de los casos de agresiones, el agresor es un hombre. Aunque no todos los hombres son violentos, los hombres están socializados en la violencia.

Más allá de la violencia en el ámbito de la pareja o expareja, existen otras muchas violencias que no son visibles, pero son igualmente preocupantes. En los últimos años asistimos:

  • Notable incremento de los discursos de odio y violencia contra las mujeres en las redes sociales (el 76% de las mujeres han cambiado sus conductas por miedo a sufrir ciberacoso) y son violencias machistas
  • Hay situaciones que la violencia de género tiene un impacto específico sobre mujeres racializadas (recogida de la fresa) y son violencias machistas
  • Hay exclusión manifiesta contra las mujeres con diversidad funcional, en situación de sinhogarismo o de pobreza y ¡son violencias machistas!
  • Hay discriminación y olvido de las mujeres refugiadas, desplazadas, migradas y/o sin papeles ¡¡¡Son violencias machistas!!!
  • Hay brecha salarial, hay desempleo o empleos precarios femeninos. Son violencia machista
  • Hay mujeres mayores solas, hay mujeres que se dedican a los cuidados con poco o ningún reconocimiento ¡¡SON VIOLENCIAS MACHISTAS!
  • La violencia obstétrica y la vulneración de derechos sexuales y reproductivos.
  • La violencia de segundo orden, esto es, las represalias, las humillaciones y la persecución ejercidas contra las personas que apoyan a las víctimas de violencia machista.
  • La violencia vicaria, entendida como cualquier tipo de violencia ejercida contra las hijas y los hijos con el fin de provocar daño psicológico a la madre.
  • Por último, queremos destacar el impacto y la indignación que nos producen las violencias sexuales, las cuales nos sacuden intensamente. También, son violencias machistas

Está en manos de todas las personas que formamos esta sociedad la dignidad de extinguir el patriarcado y su ideología machista. No podemos olvidar que es necesario activar y conectar el sentimiento de responsabilidad en los hombres, para que de manera individual y colectiva señalen las conductas y actitudes machistas propias y de sus iguales, y se alejen de ellos. Es necesario desobedecer los mandatos de la masculinidad más tradicional y dominante que se alimentan muy a menudo en las redes, en los espacios de creación (películas, publicidad, pintura, canciones, novelas, etc.) Necesitamos crear nuevos referentes para construir miles de masculinidades responsables, libres, igualitarias, inclusivas y cuidadoras.

No podemos olvidar que las redes sociales, utilizadas a favor de la de las mujeres, también son un instrumento de apoyo mutuo y de sororidad y que pueden convertirse en un canal de denuncia y de visibilización de muchas formas de violencia machista. Por eso, es necesario potenciar las redes sociales con perspectiva feminista, para que se conviertan también en instrumentos de concienciación y supervivencia dentro del sistema patriarcal.

Hoy, 25 de noviembre, en Palencia queremos reiterar todo nuestro apoyo y empatía a las supervivientes y su entorno. No podemos seguir consintiendo que las mujeres vivan con miedo, con la libertad coartada por la amenaza de unas agresiones sexuales que ya deberían estar desterradas de una sociedad democrática y libre. La violencia tiene género y es violencia contra las mujeres. ¡¡ES VIOLENCIA MACHISTA!!

Las mujeres, para asegurar nuestros derechos y transformar la realidad, demandamos medidas concretas que pongan fin a esta grave violación de los derechos humanos:

Reivindicaciones.

  • Es necesaria una educación sexual en todos los ámbitos: familiar, educativo, digital, cultural… Impulsando acciones para garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas en España y en todo el mundo.
  • Establecer un ingreso mínimo vital (IMV) para todas las mujeres que han sufrido y sufren violencia machista, sin discriminación por motivos raciales, étnicos, administrativos.
  • Es importante denunciar las agresiones y atender a las mujeres que denuncian, pero también es importante detener a los agresores antes de que actúen.
  • Generar espacios seguros para las mujeres que sufren las violencias y sensibilizar a las instituciones y a las personas encargadas de garantizar su integridad física y emocional para evitar la revictimización.
  • Mejorar los mecanismos de detección de riesgo y acción de las instituciones y los sistemas de recogida de datos.
  • Acabar con el escandaloso silencio sobre la violencia de género en el mundo rural.
  • Mejorar y ampliar el Programa de Inserción Sociolaboral para mujeres víctimas de violencias machistas que, hasta la fecha, se muestra ineficaz debido a sus escasos datos.
  • Promover una regularización de las mujeres en situación irregular para garantizar su acceso a medidas de protección que garanticen que no son excluidas.
  • Apoyar a las mujeres de todo el mundo: iraníes, afganas, las mujeres que viven el conflicto entre Rusia y Ucrania
  • Implementar medidas de protección y prevención frente a las redes de trata de personas, incrementando los esfuerzos para identificar a los responsables y asegurar que son juzgados.
  • Reconocer a las mujeres prostituidas como mujeres sometidas y acabar con las prácticas sexuales denigrantes donde los puteros ejercen el poder de una forma violenta.
  • Promover programas que eduquen en la igualdad y la corresponsabilidad de género desde edades tempranas.
  • Apoyar a las organizaciones que trabajan en la prevención, atención y reparación a sobrevivientes de violencia con fondos que garanticen su labor y un apoyo político que impulse su participación en la toma de decisiones.
  • Fortalecer con presupuestos suficientes los recursos humanos y asegurar que los programas implementados por las comunidades autónomas tengan una duración plurianual con objetivos claros e indicadores de ejecución que permitan la medición, seguimiento y evaluación del resultado en términos de eficacia, eficiencia, economía y calidad.
  • Establecer un control educativo y social sobre la pornografía como una forma de perpetuar el sistema patriarcal.
  • Denunciar la hipocresía con las prácticas de vientres de alquiler donde el deseo de paternidad y maternidad enmascara la violación de los derechos de las mujeres.

Hoy es día25 de noviembre, en el que se recuerda que la violencia sí tiene género, y que es violencia contra las mujereshoy las mujeres nos queremos diversas, libres, rebeldes, seguras y vivas.

Sí son ¡VIOLENCIAS MACHISTAS!

LAS MUJERES NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS REBELDES, NOS QUEREMOS SEGURAS, LAS MUJERES NOS QUEREMOS VIVAS.

¡Palencia en alto! Las mujeres vivas, las mujeres libres, las mujeres seguras, las mujeres rebeldes.

Contra las violencias machistas, siempre NO

Manifiesto EFE FEUP – Palencia

La voz de las mujeres rurales, vivencias feministas con Manuela Gutiérrez Moreno – FemUP Cáceres

El proyecto FemUP Cáceres. De lo local a lo global parte de anteriores colaboraciones con la FEUP y la EFE UP Paca Aguirre en materia de igualdad que se traducen en el emprendimiento de diferentes acciones en el entorno local para mejorar las condiciones de igualdad entre mujeres y hombres tomando como referente el feminismo, la formación y el aprendizaje como motores de cambio y el papel de las Universidades Populares como aliadas para el desarrollo social global a través de la democratización cultural y la promoción de la participación que ejercen a nivel local.

La voz de las mujeres rurales, vivencias feministas con Mª Ángeles Puertas Barbero – FemUP Cáceres

El proyecto FemUP Cáceres. De lo local a lo global parte de anteriores colaboraciones con la FEUP y la EFE UP Paca Aguirre en materia de igualdad que se traducen en el emprendimiento de diferentes acciones en el entorno local para mejorar las condiciones de igualdad entre mujeres y hombres tomando como referente el feminismo, la formación y el aprendizaje como motores de cambio y el papel de las Universidades Populares como aliadas para el desarrollo social global a través de la democratización cultural y la promoción de la participación que ejercen a nivel local.